Bruselas en dos días

Bruselas en dos días

Para visitar tranquilamente lo más importante que hay que ver en Bruselas son necesarios al menos dos días. A continuación te proponemos un itinerario orientativo para visitar Bruselas en dos días y sacar el máximo provecho a tu viaje.

Ver Bruselas en dos días

Esta ruta orientativa de dos días en Bruselas está concebida para una visita de dos días completos. Puedes adaptarla en función a tus intereses y lo que te vaya dando tiempo a visitar según tu ritmo.

Primer día en Bruselas

El mejor punto de partida para empezar la visita a Bruselas es la Grand Place, la plaza central de la ciudad. Está formada por un conjunto arquitectónico que hacen de ella una de las plazas más bonitas de Europa. Tómate tu tiempo para admirar edificios tan espectaculares como su ayuntamiento, la Casa del Rey o los edificios gremiales.

Alrededor de la Grand Place se encuentran un buen número de los atractivos turísticos que hay que ver en Bruselas. Entre ellos está el Manneken Pis, una pequeña estatua que se ha convertido en el símbolo de Bruselas y que representa a un niño orinando.

Además del Manneken Pis hay otros como la Bourse, un emblemático edificio que es la sede de la Bolsa de Bruselas, las Galerías St. Hubert, unas galerías comerciales modernistas con un techo acristalado, y la Catedral de San Miguel y Santa Gúdula, la Catedral de Bruselas.

Tras realizar estas visitas cogemos el metro en la estación Gare Central, a pocos minutos caminando de la Catedral, hacia el Barrio Europeo. Nos bajamos en la parada de metro Malbeek y visitamos el imponente edificio acristalado que es la sede del Parlamento Europeo. Muy cerca, en la Place Schuman están los edificios del Consejo y de la Comisión.

A dos minutos de Schuman está el famoso Parque del Cincuentenario y su enorme arco del triunfo. Este arco forma parte de un importante complejo arquitectónico, conocido como Palacio del Cincuentenario, que acoge algunos de los museos más interesantes de la ciudad.

En uno de los extremos del parque coged el metro Merode hasta la parada Parc que os deja en el Parque de Bruselas, el parque más céntrico de la ciudad y el más frecuentado. En un extremo del parque está el Parlamento Federal de Bélgica y en el otro el Palacio Real, sede de la monarquía belga.

Justo detrás del Palacio Real, en la Plaza Real, se pueden visitar algunos de los museos más importantes de Bruselas como los Museos Reales de Bellas Artes de Bélgica, el Museo Magritte, o el MIM (el Museo de Instrumentos Musicales).

Siguiendo la Rue de la Regence, se llega hasta la Iglesia de Notre Dame du Sablon, una de las más bonitas de Bélgica. Siguiendo la misma calle se llega a la Plaza Polaert donde está situado el Palacio de Justicia de Bruselas, un impresionante edificio sede del poder judicial de Bélgica. A sus pies hay un mirador desde donde puede disfrutarse de una de las mejores vistas de Bruselas.

El ascensor exterior de la Plaza Polaert nos deja en el popular barrio de Marolles, repleto de anticuarios y tiendas de arte africano y donde se organiza un mercadillo de antigüedades y objetos de segunda mano los fines de semana.

Siguiendo la Rue Haute se llega al Sablon, otro pequeño barrio muy elegante famoso también por sus anticuarios y galerías de arte, mucho más elitistas que la del Barrio de Marolles.

Este es el momento para volver a la Grand Place y perderse por las calles del casco antiguo de Bruselas y disfrutar de su vidilla. Pasear, ir de tiendas, visitar algún museo, comprar algún producto típico como los famosos chocolates, o disfrutar de la buena cerveza belga son algunas de las actividades recomendables antes de salir a cenar.

Los alrededores de la Grand Place ofrecen muchas posibilidades para salir a cenar y también es muy recomendable visitar la Grand Place iluminada de noche. Para finalizar el primer día de nuestra ruta de Bruselas en dos días, nada mejor que salir a tomar alguna copa después de cenar.

Así, después de la cena se puede ir a la Place St. Gery o a la zona de la Rue Marche au Charbon para tomar una copa o decidirse por cualquier otra posibilidad que ofrece la vida nocturna de Bruselas.

Segundo día en Bruselas

El segundo día de este itinerario para ver Bruselas en dos días se puede dedicar a visitar las atracciones turísticas que están algo más alejadas del centro o algún museo que nos haya quedado por visitar. La primera visita del día es el Atomium.

La mejor opción para llegar hasta Atomium es coger el metro hasta la parada Heysel. El Atomium puede visitarse por dentro aunque es mucho más espectacular desde fuera que lo que hay en su interior.

En sus alrededores hay varias atracciones turísticas como Mini Europe, un parque con algunos de los monumentos más conocidos de Europa en miniatura, la Expo de Bruselas, el Palacio de Laeken, donde vive la familia real, y la Torre Japonesa y la Pagoda china, construidas con motivo de la Expo universal del 58 como el Atomium.

Una vez visitada toda esta zona hay otros atractivos turísticos que visitar como la Basílica del Sagrado Corazón, que ofrece una de las mejores vistas panorámicas de Bruselas desde la plataforma de su cúpula, barrios como St. Gilles, Etterbeek, o Schaerbeek plagados de ejemplos del rico patrimonio arquitectónico del Art Nouveau de Bruselas, o visitar alguno de sus museos.

Dispones de más días en Bruselas

Si dispones de más de dos días para visitar Bruselas puedes seguir visitando sus muchos atractivos turísticos, o hacer alguna escapada a alguna de las ciudades belgas más interesantes.

Entre las ciudades de Bélgica que más recomendamos visitar figuran: Brujas, Gante, Amberes o Namur. Todas pueden visitarse en una excursión de un día.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here